Refrigeración por aire...¿simplemente algo anticuado?

Columns: Focus
Los "motores de aire" no son solo cosa del pasado. En determinados países, están muy presentes, con modelos específicos producidos por los fabricantes para los mercados donde, por sus características, siguen siendo una opción a tener en cuenta.


Con la llegada del verano y los meses más calurosos del año, el sistema de refrigeración toma relevancia. En la actualidad, salvo algunas motorizaciones en categorías pequeñas dentro de campeonatos regionales, la refrigeración por agua es la opción instaurada en nuestro país, aunque no en todo el mundo es de la misma manera. En otros muchos países, los motores refrigerados por aire siguen formando parte de manera más extensa de las competiciones, no solo aquellos "vintage", sino también fabricados en la actualidad para determinados mercados, y aunque las exigencias térmicas en algunas latitudes respecto a España en el caluroso periodo estival no son las mismas, lo cierto es que los motores refrigerados por aire siguen siendo una opción más que válida con ciertas ventajas.

Por ejemplo es un hecho que las categorías más exitosas son aquellas que ofrecen motores simples de usar y fáciles de manejar, no aquellos con mayor potencia. En el caso concreto del karting, la refrigeración por aire sigue teniendo una razón de existencia más que válida, partiendo precisamente de la sencillez general que garantiza. Cualquiera puede observar cómo en los motores de karts, por norma general, la disposición del sistema de refrigeración por agua es algo "engorrosa": radiadores enormes en comparación con la cilindrada, secciones de tubos (y abrazaderas alrededor...), la necesidad de ajustar la cortina del radiador a mano o usar trozos de cinta americana...etc. 

Por otro lado, la refrigeración por aire del motor de un kart no disminuye su prestigio técnico: hay que añadir que un kart más sencillo también es más ligero y, por tanto, tiene mayores prestaciones y un pilotaje diferente. También deja mayor margen para que los pilotos más pesados puedan competir con el mismo peso mínimo reglamentario.

Otro aspecto que muchas veces no se tiene en cuenta como merece es que un kart más ligero afecta menos a los neumáticos, los estresa menos, por lo que mantienen sus prestaciones durante más tiempo y duran más con las mismas características, con las consiguientes ventajas económicas.

Y si hablamos de costes, es una obviedad que la refrigeración por aire los reduce, por el simple hecho de que lo que no está… ¡no cuesta! 

Created by: jomedas - 06/06/24

Navegar por Secciones

RACES

INTERVIEWS

ON THE TECHNICAL SIDE

FROM KART TO F1

OPINION

PRÓXIMAS CARRERAS

Newsletter

Stay tuned!
Inscríbete a nuestras newsletters