El kart y el frío

Columns: Consejos para el Kartista
Las primeras carreras de 2024 están a punto de comenzar con las temperaturas propias de esta época. ¿Qué soluciones se deberían adoptar en los karts cuando los grados bajan a valores en ocasiones cercanos a cero?


Tras el parón navideño, la temporada de karting de 2024 está a punto de comenzar con las condiciones meteorológicas propias de la época, caracterizadas por temperaturas bajas, principalmente en las primeras horas del día. Si los pilotos tendrán que cubrirse para protegerse de este frío, optando por monos interiores que aíslen del viento, los técnicos tendrán que hacer lo mismo para proteger los motores y optimizar el rendimiento del chasis en estos casos especialmente condiciones difíciles.

¡Cuidado con los motores!
Los motores refrigerados por agua, que ahora se utilizan en prácticamente todas las categorías, excepto algunas dentro de Minikart en el que se utilizan motores refrigerados por aire, tienen la ventaja de mantener una temperatura de funcionamiento estable y, con ello, la consistencia de las prestaciones y fiabilidad. Los pilotos han aprendido a gestionar la temperatura parcializando la cantidad de aire destinada al radiador de agua: para ello basta con comprobar la temperatura en los instrumentos y decidir si subir o bajar la cortina lo suficiente basándose también en la experiencia personal, lo que en este caso marca la diferencia entre un piloto experto y uno sin la experiencia adecuada. Hace un tiempo, cuando no había soluciones más sofisticadas, se utilizaban tiras de cinta adhesiva dobladas en los extremos, que se arrancaban al girarlas y, en lugar de un termómetro de agua, se tocaba el radiador con la mano para obtener una idea de lo que estaba pasando. Hoy en día esta práctica está prohibida porque, al romper la cinta y dejarla volar, podría pegarse en cualquier lugar, con evidentes problemas para la seguridad de los pilotos. El radiador se puede encintar, pero haciendo que la cinta rodee el propio radiador para que sólo se pueda quitar con un cúter y no durante la carrera. El uso de un termostato, es decir, una válvula que limita la circulación del agua cuando está demasiado fría, es otra solución apreciada, con el riesgo (hay que decirlo, remoto) de que la válvula quede cerrada provocando que el motor se averíe por sobrecalentamiento.

La mejor solución es enseñar al piloto a gestionar la temperatura con la cortina para evitar los riesgos del termostato. Algunos fabricantes de motores, con temperaturas extremadamente bajas, también utilizan radiadores más pequeños. Tanto en los motores automáticos como en los de varias velocidades refrigerados por agua, en estos días fríos se utilizan protecciones en la parte delantera del cilindro para evitar un enfriamiento excesivo de esta zona del cilindro con el fin de evitar consecuencias técnicas desagradables, en ocasiones, incluso el gripaje. Y recordemos: el gripado por "agua fría" es el peor que se puede experimentar, con daños importantes tanto en el cilindro como en el pistón y, en ocasiones, también en la biela. En los Minikart 60, con motores refrigerados por aire, no hay que adoptar soluciones particulares ya que estos motores se ven muy poco afectados por el frío exterior, a excepción del carburador que debe protegerse para evitar la congelación con riesgo de bloquear la guillotina, cuando está completamente abierto, con consecuencias para la seguridad del piloto.

Carburaciones ad hoc
Cuando hace frío, el aire es más denso y rico en oxígeno oxidante y, en consecuencia, la carburación tiende a empobrecerse. Para superar las pérdidas de potencia y los gripajes, los ingenieros de motores utilizan ajustes especialmente ricos que, por lo general, no se vuelven a utilizar durante la temporada.

Pequeños ajustes para los chasis.
Para disipar mitos, no se utilizan calibraciones particulares del chasis, salvo la habitual atención obsesiva al ajustar la presión de los neumáticos, que deben calentarse rápidamente sin exceder el rango de temperatura óptimo durante la carrera para no perder rendimiento. Una convergencia un poco más abierta puede ayudar a que sea más fácil alcanzar la temperatura ideal del neumático en climas muy fríos.

Created by: jomedas - 17/01/24

Navegar por Secciones

RACES

INTERVIEWS

ON THE TECHNICAL SIDE

FROM KART TO F1

OPINION

PRÓXIMAS CARRERAS

Newsletter

Stay tuned!
Inscríbete a nuestras newsletters