Fundación Snell - Los estándares de seguridad de los cascos

Columns: Focus
Snell es una fundación sin ánimo de lucro fundada en Estados Unidos en 1957 y que lleva el nombre de William 'Pete' Snell, un piloto de carreras aficionado que falleció trágicamente el año anterior, en un accidente en el que su coche volcó y su casco no le protegió de manera adecuada. Su nombre está dentro de cualquier casco, en su correspondiente etiqueta de homologación (f.m.)


La Fundación que nace en nombre de Pete Snell, siempre ha mantenido la neutralidad respecto a los fabricantes según el fin que persiguen sus normas de medir y certificar: la seguridad de cualquiera que se siente al volante de un coche de carreras o una moto. (SNELL también establece estándares para otros tipos de cascos protectores. Visite www.smf.org para obtener una descripción general). El camino de la Certificación Snell de un casco no es breve para el fabricante: comienza con el envío de uno o más prototipos que se someten a diferentes pruebas (ver más abajo) antes de salir al mercado. Estas pruebas, que preceden a la promoción y venta de los propios cascos, son seguidas también por algunos procedimientos de "prueba aleatoria" o toma de muestras de cascos de los respectivos almacenes de los fabricantes cuando dichos modelos ya se están vendiendo en el mercado.

El número de cascos utilizados para esta segunda prueba está determinado por el número total de cascos producidos y comercializados; para garantizar la veracidad de las pruebas, los cascos a menudo se compran sin el conocimiento de los fabricantes en las propias tiendas. En el caso de pruebas de muestra que resulten en estándares diferentes, es decir, peores que los certificados en la homologación, Snell retira instantáneamente la homologación del modelo y solicita al fabricante, donde y cuando no sea posible solucionar el problema detectado, devuelva las etiquetas que certifican la estándares de seguridad.

LOS TEST
La directriz de Snell es proteger el cerebro. De hecho, un casco reproduce algo ya presente en la naturaleza: el cráneo. Así que piensa en tu cabeza (o más bien en el bien 'preciado' que hay que proteger dentro, tu cerebro) como una matryoshka -muñecas rusas- de las cuales la más pequeña es el cerebro y la más grande es el casco que llevas puesto. Las pruebas realizadas en el laboratorio se dividen en varias pruebas: la prueba de impacto durante la cual el casco se deja caer libremente desde una altura de unos 3 metros y medio a una velocidad contra una especie de yunque, que puede tener diferentes formas y ángulos tiene diferentes velocidades de caídas, que simulan las fuertes desaceleraciones (en este caso superiores a 200 G) que se podrían producir en el contexto de un accidente en pista. 

La prueba de caída se realiza aplicando una carga de rotación "hacia adelante" al casco después de sujetarlo a la cabeza de un maniquí (una cabeza ficticia que pesa unos 6 kg). Esta prueba permite establecer un umbral dentro del cual el casco puede moverse, pero más allá del cual no se debe quitar para que el piloto lo pierda. Otra prueba importante en este sentido es la de retención dinámica, que consiste en aplicar un peso de 23 kilos sobre una 'mandíbula' falsa. También en este caso, la persistencia de esta fuerza que 'tira' hacia abajo permite establecer un estricto estándar de seguridad en caso de accidente y las presiones anormales sobre la cabeza que puede generar.

La prueba de la mentonera (una carga de 5 kg se proyecta frontalmente a gran velocidad contra la mentonera del casco) y la prueba de penetración de la visera (una bala disparada frontalmente desde una carabina de aire comprimido en tres puntos diferentes de la visera a una velocidad de 500 km /h - 138 metros por segundo) completan el proceso de prueba que permite que un casco de karting obtenga la aprobación de Snell. El que vence el 31 de diciembre es el Snell-K2010 (verifique su casco), mientras que el Snell K2005 venció hace mucho tiempo, el 31 de diciembre de 2018, así que tenga cuidado si alguna vez compra (y le recomendamos que no lo haga) un casco usado o “ como nuevo”: se corre el riesgo de no poder usarlo en competición. Siguen siendo válidos las homologaciones Snell-K2015 y K2020, además de los Snell CMR (2007 y 2016).

Created by: jomedas - 07/12/22

Navegar por Secciones

RACES

INTERVIEWS

ON THE TECHNICAL SIDE

FROM KART TO F1

OPINION

PRÓXIMAS CARRERAS

Newsletter

Stay tuned!
Inscríbete a nuestras newsletters