Recuerdos del ayer: el freno delantero en las categorías sin marchas

Columns: Opinion
Si miramos la parrilla actual del Campeonato del Mundo de F1, varios de los pilotos que encontramos, se sentaron en karts con una palanca en el volante que les permitía accionar los frenos delanteros. Desde 2016, un sistema eliminado por la FIA.


El freno delantero fue una novedad efímera, cuya "suerte" es comparable a la de (para algunos) fase "oscura" que atravesó el karting durante la época de los motores KF de 125cc, que en 2007 (parece hace toda una vida) había reemplazado los motores de 100 cc, por entonces considerados poco fiables. Si por un lado, el objetivo era reducir los costes del karting y hacer los vehículos más modernos y adecuados a los tiempos, la introducción de muchos elementos como el arranque eléctrico y el embrague solo complicaba (para muchos) el tema de la fiabilidad y, paradójicamente, aumentó los costes del deporte.

Al mismo tiempo, sobre estos chasis se empezó a utilizar un sistema de frenado 'auxiliar' que de alguna manera hacía del kart un vehículo diferente a lo visto hasta entonces. Sí era habitual que los karts con marchas tuvieran frenos en las ruedas delanteras por su mayor rendimiento, los frenos en las ruedas delanteras de los karts monomarcha corrían el riesgo de ser una auténtica revolución que iba a modificar su comportamiento en frenada (y consecuentes derrapes con el deslizamiento trasero) que de alguna manera era una marca registrada de karting. Si a esto se le suma el hecho de que este freno se accionaba a mano, queda claro que la solución habría sido controvertida.

En KZ, de hecho, la acción de los frenos delanteros se puede definir como "de pedal", es decir, como es la norma, debido a la presión del pie izquierdo sobre el pedal del freno. En KF, este freno fue operado por una palanca colocada aproximadamente donde se usa la palanca del embrague para arrancar en KZ. Desde el punto de vista de la conducción, este tipo de freno introdujo un modus operandi en la frenada nunca antes visto en vehículos de 4 ruedas, que no estaban destinados a pilotos con discapacidad donde los mandos pasaron a ser manuales por razones objetivas.

Giancarlo Tinini, propietario de CRG, fue a contracorriente y probó un sistema que trató de homologar, y que activaría los frenos delanteros del monomarcha, al notar que el kart con el nuevo motor, en realidad más rápido, podría considerarse "más seguro" precisamente por la mayor eficacia del sistema de frenado que, ayudado por los frenos de disco delanteros, reducía las distancias de frenado. El sistema que había ideado fue -increíblemente- rechazado por la FIA, que un mes después de las pruebas, dijo que era "inseguro". Sin embargo, analizando el comportamiento del kart de una velocidad con frenos delanteros, parece que el uso del freno "a pedal" podría realmente hacer que el vehículo fuera más controlable en una fase crítica como es la frenada, incluso en pelea en la pista.
“Definieron nuestro sistema como poco seguro y por lo tanto no se podía homologar, cuando en cambio mi opinión es que era precisamente al contrario, en caso de problema con el freno trasero. Operar un 'freno de mano' ciertamente habría implicado un mayor tiempo de reacción, por lo que si hablamos de seguridad, la verdad es que ese sistema había hecho que los karts fueran más rápidos", recuerda Tinini.

Básicamente, analizando el comportamiento del vehículo, la ventaja de los frenos delanteros era que permitían una frenada mucho más potente en tramos de frenada largos y duros, esos en los que se frena "recto". Sin embargo, con el hecho de que se operaba manualmente, te permitía manejar principalmente aquellas secciones de frenado de la pista que eran más conducidas, donde se frenaba prácticamente dentro de la curva, y en este caso, se usaba el freno delantero o se aligeraba, según era el caso (en algunos casos ni se utilizaba). El problema era que de esta forma se había vuelto demasiado fácil adelantar: bastaba con "frenar de golpe" aunque bloquearas las ruedas dentro de la curva, porque lo importante era adelantar. De esta forma, sin embargo, uno perdía terreno frente a los de delante, por lo que durante la carrera podías ver formarse pequeños grupos en los que te adelantabas, pero perdías terreno de un grupo a otro.

De hecho, estos sistemas de frenado habían comenzado a dar una clara mejora con el aumento de los pesos mínimos, por lo que era mejor tener más potencia de frenado y el tema de la seguridad podía empezar a tener sentido. Sin embargo, es difícil encontrar un significado real a su introducción, en el sentido de que un freno "en el volante" no tenía nada educativo al no enseñarte nada que se pudiera usar en la transición a coches, por ejemplo. Desde este punto de vista, hubiera sido mejor un sistema con frenos en las cuatro ruedas, todo "a pedal" como lo había concebido Tinini, más inmediato y útil para enseñar a regular su distribución en los dos ejes, incluso si, por las razones antes mencionadas, no diera las mismas ventajas del sistema "manual".

 Hablar de eso nuevamente hoy, con el rendimiento de velocidad que han alcanzado los karts sin cambio, podría tener sentido: algunas soluciones entre los karts eléctricos sin cambio, de hecho, comienzan a proponer el freno delantero por pedal.

Created by: jomedas - 22/03/22

Navegar por Secciones

RACES

INTERVIEWS

ON THE TECHNICAL SIDE

FROM KART TO F1

OPINION

PRÓXIMAS CARRERAS

Newsletter

Stay tuned!
Inscríbete a nuestras newsletters