Pedro Ivars, referencia en la formación de pilotos de karting

- Special
El éxito en las carreras no llega de casualidad, es fruto del esfuerzo, pero también de la experiencia, pasión y conocimiento de quienes llevan más años en nuestro deporte, puestos a disposición de aquellos que un día, dieron sus primeros pasos en el mundo del karting. (JF Omedas)


Después de colgar el casco en 2007, Pedro Ivars comenzó a ejercer de coach y mecánico con pilotos como Marta García, actualmente en las W Series, o Mari Boya, con quien formó el binomio coach-piloto más victorioso de la pasada década en nuestro karting. Durante ese tiempo, también creó el Karting Xeresa y puso en marcha la Escuela de Pilotos que llega su nombre.

La vorágine de las carreras y los viajes de los últimos años, le impidieron centrarse en la escuela como a él le gustaría, dándole un giro a la situación este año, para dedicar todo su tiempo a la enseñanza y formación de jóvenes pilotos, tanto en su circuito, como fuera del mismo, a través del coaching.

El perfil de los niños que se acercan a la Escuela, no siempre sigue un mismo patrón, tal y como nos explica Pedro, "Muchos niños no tienen pretensiones ni intenciones de correr, solo lo hacen por diversión, como una actividad extra escolar más, luego hay otros que a lo mejor sí, y ya entro más en la faceta de coach y formación del piloto".

En esa formación, se abordan aspectos como trazadas, frenadas, cuerpo a cuerpo, gestión de una carrera, también con el propio Pedro en pista al volante de un kart. "Si, considero esencial y más aún con los pilotos más pequeños y sobre todo en iniciación, el hecho de estar en pista con ellos, con un kart de sus mismas características y medidas al que yo me acoplo perfectamente, para que entiendan mejor las distancias y la ocupación del espacio. No sería lo mismo si ellos llevaran su kart Micro o Mini, y yo uno de Senior mucho más grande y potente. Después también desarrollo con ellos un modo de comunicación por señas, para indicar cambios de trazadas, coger un rebufo, última vuelta y cerrar..etc. También utilizamos comunicación por radio en el casco y una cámara GoPro para grabarnos y luego ver las evoluciones".

Junto a la parte más técnica, Ivars aborda también la parte estratégica, que considera imprescindible. "Creo que es fabuloso que hoy día se graben las carreras, y además muy bien, con muchas cámaras para ofrecer una visión completa de lo que ocurre en pista. A mis pilotos les pongo vídeos de carreras y las analizamos, le explico que no siempre se es el más rápido, pero aún así puedes ganar con la estrategia o gestión de la carrera adecuada. Eso es algo que quiero que los niños entiendan y que les intento enseñar".

Ahí se llega o se entrelaza otro punto, no menos importante, más bien todo lo contrario, el psicológico, que Pedro Ivars considera el más importante de todos, y el que acaba marcando la diferencia. "La parte mental también la trabajamos, cuando estamos en comunicación por radio, les hago a lo mejor memorizar una serie de números durante algunas vueltas, o le doy información de forma que se acostumbren a pensar a la vez que pilotan, sin cometer fallos".

Preguntando por un patrón de conducta, que se repita de forma casi sistemática en todos los pilotos durante sus inicios, apunta al "ansia"... "tanto por alcanzar un rendimiento o resultado, como por ejemplo, hacer un adelantamiento. No es necesario adelantar siempre que se puede, hay que saber leer la carrera y esperar al momento adecuado".

Sus servicios de "coaching" pueden centrarse en jornadas puntuales o periódicas a lo largo de la temporada, también con pilotos con experiencia o que ganan ya carreras y que quieren seguir mejorando, aunque donde más puede volcarse Pedro es en los recién llegados a nuestro deporte "Lo que más me gusta es empezar desde cero, y formar a los pilotos desde el principio. Mi preferencia es hacer un plan anual, con un calendario de carreras y en función del mismo, un plan de entrenos en diferentes circuitos, como estoy haciendo este año por ejemplo con Hugo Martí. El plan también puede ser de más años, sobre todo con los que empiezan desde cero o sin apenas experiencia, como es el caso de otro niño con el que trabajo, Jorge Miquel. Planifico por ejemplo un aprendizaje empezando a correr en un campeonato social, para pasar después al regional y llegar al CEK, más a largo plazo, intentando que tanto el piloto como su familia, no se olviden que lo más importante es disfrutar de cada carrera o día entrenando en un circuito".

Newsletter

Stay tuned!
Inscríbete a nuestras newsletters
Follow Us on Facebook