El "GRIP" (Parte III): tipo de compuesto de los neumáticos

- Garaje
La mezcla de componentes en la fabricación de nuestros neumáticos, determina el nivel de adherencia con el asfalto.


Como ya vimos en artículos anteriores, los factores variables que intervienen en el grip son:

- Temperatura de los neumáticos
- Presión de los neumáticos
- Tipo de compuesto
- Carga aplicada por el chasis
- Ángulos de Camber y Caster

En esta ocasión, nos ocuparemos del compuesto de los neumaticos: cuanto más blando sea, más se anclarán sus moléculas a las irregularidades del asfalto, proporcionando un agarre más alto que un neumático con un compuesto de superficie más duro.

El compuesto de un neumático, es la mezcla de varios componentes, que incluyen goma, otros elastómeros (tipos de compuestos que incluyen no metales en su composición y que muestran un comportamiento elástico), material aglutinante, plastificantes, negro de carbón (un material producido por la combustión incompleta de los productos derivados del petróleo) y muchos otros componentes, no siempre fáciles de conocer, al tratarse de material para uso en competición, por lo que cada fabricante guardará muy "celosamente" sus propias recetas.

El negro de carbón, además de proporcionar el color negro característico, sirve para regular las propiedades, ya que, a medida que aumenta la cantidad de éste componente, aumenta también la dureza, la histéresis (tendencia de un material a conservar una de sus propiedades, en ausencia del estímulo que la ha generado) y la resistencia a la tracción de la goma, que se vuelve más rígida y aumenta considerablemente su resistencia al desgaste. Por lo tanto, podemos imaginar que es posible construir una enorme cantidad de diferentes compuestos con diferentes agarres, duración...etc.

La cuestión primordial a tener en cuenta, es que cuanto más blando sea el compuesto, más fácil será que se rompan las conexiones moleculares, lo que llevará a un desgaste rápido y, por lo tanto, a la posibilidad de cubrir un número menor de vueltas, pero por otro lado, también ofrecerán una mayor adherencia al asfalto.

Como ya debemos saber, la ganancia de tiempo se obtiene principalmente recorriendo las curvas a una mayor velocidad, algo mucho más determinante que por ejemplo, una velocidad punta más elevada. Por lo tanto, un neumático blando nos ofrecerá por lo general, la posicibilidad de rodar más rápido, y será la mejor opción siempre que nuestra economía lo permita, o el reglamento, en el caso de competir, principalmente en la crono o carreras de corta duración.

Indicar también que, en el caso de estrenar neumáticos, la capa más superficial, ofrecerá su mejor rendimiento, pero solo durante las primeras vueltas (dependiendo del compuesto, marca..etc), algo a tener en cuenta en los primeros compases de una manga o sesión de clasificación, con el objetivo de optimizar al máximo el potencial de nuestros neumáticos.

Por último señalar, que si usamos un durómetro para saber la dureza de nuestros neumáticos, éste nos indicará la dureza de la superficie de la banda de rodadura, cuando con mucha frecuencia (salvo en circunstancias como las mencionadas anteriormente), la capa inferior será más blanda.

Fuentes consultadas: Manuale del kart / Blog Superkart.it

Newsletter

Stay tuned!
Inscríbete a nuestras newsletters
Follow Us on Facebook