KARTING

EMOCION y PASION

FacebookTwitterInstagramYoutubePocketMags

¿Por qué son tan buenos al volante los campeones? (Parte I)

¿Por qué son tan buenos al volante los campeones? (Parte I)
Special

Viéndolos pilotar, nos podemos preguntar qué es lo que tienen para ser (bastante) más rápidos que nosotros o qué aprendieron del arte del pilotaje que aún no hemos aprendido.

 
También el año kartístico tiene sus "vacaciones de verano", o al menos, algunas semanas en las que la competición se toma un descanso antes de encarar la recta final de los diferentes certámenes y campeonatos. Un tiempo de breve desconexión para cargar las pilas y volver a las pistas con más fuerza si cabe, más rápidos y mejores. Esto es válido también para quienes no compiten, los que acaban de llegar al karting o todavía están en etapa de pleno aprendizaje.
 
Los que pertenecen a este último grupo, seguramente ya habrán tenido que admitir -por mucho talento innato que crean poseer- que como en cualquier otro deporte, es necesario ganar experiencia y entrenamiento para alcanzar un cierto nivel, y tarde o temprano, se habrán formulado preguntas como ¿por qué aquel o aquella es más rápido que yo? ¿qué parte de la diferencia de tiempo es debida al kart? ¿qué aprendió del arte del pilotaje que aún no he aprendido yo? Se trata de preguntas legítimas, si creemos que podemos llegar a ser tan rápidos como cualquiera y queremos sacar lo mejor de nosotros como piloto. 

 
Para empezar es fundamental realizar un auto-análisis con honestidad y afrontar las pista con humildad, para tener así la oportunidad de entender cuales son nuestros límites y donde los encontramos (es inútil ignorar que los tenemos) y de esta manera tener la posibilidad de superarlos. Nuestros límites no los encontraremos de una vez por todas, ya que estos dependerán de la gran cantidad de parámetros variables presentes en un deporte como el karting (clima, estado neumáticos, grip en pista, set up...). 
 
En esto no hay fómulas mágicas o secretos, aunque si hablamos de velocidad, hay una máxima general que dice aquello de "frenar más tarde y acelerar antes". Es un concepto muy básico, pero nos ayuda a entender que antes de nada deberemos verificar que lo que nos hace ser menos competitivos no es algo tan básico como una trazada no adecuada, puntos de frenada erróneos o cualquier otra cuestión puramente técnica como presiones o desarrollos equivocados.
 
No debemos olvidar tampoco que aunque la velocidad es una parte vital, ser rápidos no basta. Otros aspectos como la estrategia en carrera y la gestión de la misma, pueden hacer a un piloto marcar la diferencia. Algo que bien sabe Danilo Rossi, cinco veces campeón del mundo de karting en la década de los '90 y fundador de DR Racing:

 
"En primer lugar deberemos encontrar el set up más adecuado, verificándolo desde los entrenamientos libres, pasando por la calificación hasta las diferentes mangas, buscando el mejor compromiso... las variables son diferentes, especialmente teniendo en cuenta que la pista cambia repentinamente a lo largo de un fin de semana de competición. Si hablamos de estrategia, es el piloto quien debe saber interpretarla, quien debe entender la situación en la que se encuentra dentro del contexto de carrera. Es obvio que se decide de manera conjunta por ejemplo adoptar presiones bajas cuando no se tiene la posibilidad de ir al máximo en los primeros compases de la carrera y esperar así poder disponer de un kart más competitivo en la fase final. O al contrario. Pero es el piloto quien debe ser capaz de gestionar estas situaciones. Hay pilotos que siempre van rápido, realizan adelantamientos y se sitúan al comando de carrera para después, perder lucidez a continuación. Yo nunca fui un piloto tan rápido, pero al final obtuve logros importantes. La capacidad de saber interpretar la carrera marca la diferencia en un piloto." 

(FIN PRIMERA PARTE)

OKKART srl © COPYRIGHT 2016 | P.IVA 02629390598 | PRIVACY POLICY