KARTING

EMOCION y PASION

FacebookTwitterInstagramYoutubePocketMags

Llega el frío - Aspectos a tener en cuenta (continuación).

Llega el frío - Aspectos a tener en cuenta (continuación).
Consejos para el Kartista

Después de unas primeras indicaciones para seguir disfrutando al máximo de nuestro deporte en invierno, continuamos con más consejos técnicos (y otros no técnicos).


SENSIBILIDAD DE PILOTO DE PRUEBAS
 
Puede que en los meses más fríos, acabemos un tanto desesperados ante la falta de grip en la pista, pero podemos plantearnos esta época como una oportunidad más para desarrollarnos como "test drivers", y ganar experiencia a la hora de reglar el kart y ver las diferentes opciones configuración posibles.Una de estas diferentes opciones se refiere a la flexibilidad del chasis: los karts modernos nos permiten multitud de posibilidades en este sentido, ya sea apretando o aflojando tornillos "estratégicos" como los de los spoilers, montando o retirando las barras de torsión, así como probando diferentes tipos de barras. Este último es un ajuste rápido para ver en qué dirección debemos ir: por lo general, si se monta una barra tendremos un chasis más rígido, lo que aporta más estabilidad (de ahí el nombre "barras estabilizadoras"), pero en algunos casos, como cuando hay menos agarre debido por ejemplo al clima frío, puede suceder que el chasis no funcione correctamente al no "exigirle" suficiente, por lo que se termina aún con menos agarre.
 
La sensibilidad del piloto es muy importante en este aspecto, ya que ayuda a los mecánicos a entender si el chasis está "trabajando" correctamente o no, así como para ver si hay algún problema con la puesta a punto. Llegados a este punto remarcamos lo siguiente: es cierto que algunas "reglas técnicas" son, en términos generales, válidas en un deporte especializado como el karting, reglas que hemos tratando de compartir aquí con los kartistas menos expertos, pero también es cierto que los cambios que realicemos deberemos probarlos en la pista, y comprobar si la respuesta de kart es aquella que buscábamos (o simplemente esperábamos). El realizar pruebas de manera regular cada vez que vamos al circuito, incluso si solo rodamos por diversión, nos ayudará a entender mejor el comportamiento de nuestros kart y su "carácter", desarrollaremos nuestra capacidad como "piloto de pruebas" y seguramente disfrutaremos más de la experiencia de pilotar.
 
CALENTEMOS PRIMERO
 
Una vez que hemos comentado cómo adaptar el chasis y sus reglajes a las temperaturas más bajas, no olvidemos que también hay que calentar el motor. Probablemente en verano se caliente demasiado, pero en invierno sin embargo, sucede exactamente lo contrario. Para permitir que nuestro motor alcance la temperatura de trabajo adecuada, es aconsejable sustituir el radiador por uno más pequeño o acoplar una "cortina" para regular la superficie de refrigeración en función de la temperatura externa y del motor (en su  defecto podemos adherir tiras de cinta adhesiva). También podemos montar, si aún no lo hemos hecho, un termostato de tres vías que ajusta automáticamente el flujo de agua de la mejor manera (esto en cambio no sucede con los bidireccionales, los cuales mantienen el agua en el cilindro hasta que se calienta).
 
En los casos extremos - aunque con motores refrigerados por aire ya se notará a menos de 10°C - podemos optar también por proteger el cilindro con algo que impida que el aire frío incida en él directamente (en el mercado existen artículos diseñados para esa función). Se debe evitar el uso de líquido anticongelante en el radiador, tanto porque no cambia la temperatura, como porque si se derrama en la pista, esta se volverá resbaladiza como con aceite. En cualquier caso para alcanzar una temperatura adecuada en el motor, será necesario calentarlo antes de ir a la pista. No hay que olvidar que deberemos prestar la atención necesaria a la carburación, que debe ser enriquecida considerablemente, y también deberemos estar atentos con la mezcla, ya que el frío dificulta la mezcla del aceite con la gasolina.
 
¡NO NOS OLVIDEMOS DE NOSOTROS!
 
Hemos visto algunas cosas importantes que podemos hacer a nuestro kart, sin embargo, hay otra cosa de la que no debemos olvidarnos: ¡el piloto ..! Si buscamos la sensibilidad que nos permita comprender el comportamiento de kart, nos resultará más difícil cuando nuestras manos y pies están tan fríos que ni los sentimos... así que vamos a echar un vistazo a la ropa que deberemos llevar. Hoy en día tenemos un montón de prendas para usar debajo del mono, por lo general diseñadas para otros deportes, como el ciclismo, que nos protegen contra el frío manteniendo al mismo tiempo una buena transpiración. Lo mismo se aplica a guantes y calcetines "térmicos".
También podemos elegir otros sistemas "hechos en casa" igualmente válidos, como usar una sudadera a la que podemos quitar las mangas para no limitar la movilidad de los brazos (aunque no sea un producto "tecnológico", funciona).

Otra solución contra el frío de "bajo coste" es usar guantes de goma por encima de los de piloto. Deberemos tener cuidado a la hora de usar por ejemplo guantes de esquí, pues aunque nos protegen del frío y parece una opción inofensiva, podrían limitarnos a la hora de agarrar y maniobrar el volante correctamente, ya que son muy gruesos y reducen la sensibilidad. 
 
Por último, para aquellos que quieran disfrutar del kart de competición incluso cuando el tiempo no acompaña, recuerde que los "detalles" son importantes y...¡a menudo sólo nos damos cuenta de ello cuando es demasiado tarde!. Un claro ejemplo es la aparición del temido vaho en la visera, ya que nuestra respiración puede hacer que se anule completamente nuestra visibilidad. Para solucionar este problema, existen sprays específicos en el mercado, así como viseras anti-vaho que se adhieren por dentro de la visera del casco (¡pero debemos pensar en ello con antelación y no justo cuando salimos a pista!).

OKKART srl © COPYRIGHT 2016 | P.IVA 02629390598 | PRIVACY POLICY