KARTING

EMOCION y PASION

FacebookTwitterInstagramYoutubePocketMags

El cambio de las pastillas de freno (Parte II)

El cambio de las pastillas de freno (Parte II)
Garaje

Después de las indicaciones anteriores, nos ponemos manos a la obra.

 
Lo primero que haremos es quitar los diferente elementos de fijación y seguridad que evitan que las pastillas se desplacen cuando el sistema está trabajando. Lo más común es encontrar clips y tornillos largos con tuerca antiblocante, pudiéndose también combinar entre si en función de si las pastillas son delanteras o traseras y del número de orificios en estas por donde pasar los mencionados elementos de fijación.
 
Procederemos por tanto a retirar los clips (mejor si usamos para ello los alicates de punta) y los tornillos, en ese instante veremos que podemos extraer con facilidad las pastillas viejas, libres de cualquier fijación. Es importante a partir de ese momento que nadie (ni nosotros mismos) accione el pedal, ya que el líquido del circuito de frenos expulsaría los pistones de la pinza al no tener ya la pastillas que los mantenían en el cuerpo de la pinza.
 
En realidad, más bien tendremos que empujar estos pistones que acompañaron a las viejas pastillas hacia dentro, de modo que tengamos espacio para alojar las pastillas nuevas que tendrán un grosor mayor respecto a las usadas. Nos podremos ayudar con un destornillador grande o con la misma llave de allen, por supuesto, teniendo cuidado de no "marcar" nada. Puede que necesitemos abrir el depósito de aceite de la bomba, con el fin de dar espacio al líquido en su recorrido de vuelta.
 
Por norma no tiene por qué intervenirse en la parte hidráulica, pero este es el momento ideal para purgar el sistema de frenos si fuera necesario, así como realizar una limpieza en los discos con un producto para ello indicado (en caso de "emergencia" también podría servirnos alcohol).
 
Llegados a este punto, podemos finalmente insertar las nuevas pastillas. Estas son simétricas y normalmente no tienen un "sentido de giro" específico respecto al disco, así que simplemente tendremos que poner los diferentes clips y tornillos en orden inverso a como los quitamos, recordando que estos últimos no se aprietan totalmente, sino que deben quedar algo "libres". Es decir, deberemos apretar la tuerca hasta que veamos que comienza a forzar sobre la pinza, para a continuación, aflojar aproximadamente media vuelta. Esto se debe a que dichos tornillos no tienen una función estructural propiamente dicha, sino solo de retención y no deben alterar ni la flexión de la pinza ni el libre recorrido de las pastillas.
 
Como último paso, bombeamos un par de veces con el pedal para que el sistema recupere la presión y hacer que se junten los pistones con las pastillas. Controlaremos finalmente que efectivamente los frenos cumplen su deber logrando el bloqueo de las ruedas y el trabajo estará terminado.
 
Como indicación final, no olvidemos al entrar en pista realizar unas primeras vueltas de rodaje, sin forzar demasiado los frenos y aumentando progresivamente la exigencia sobre los mismos.

OKKART srl © COPYRIGHT 2016 | P.IVA 02629390598 | PRIVACY POLICY