KARTING

EMOCION y PASION

FacebookTwitterInstagramYoutubePocketMags

La grandeza de Barrichello y el karting

La grandeza de Barrichello y el karting
Special

Rubens Barrichello desbordante después de la final en Portimao.


La victoria a sus 43 años en el Campeonato Sudamericano Rotax en la categoría DD2, dio a Rubens Barrichello la oportunidad de participar en las Grand Finals 2015 celebradas este mismo mes en el Kartodromo del Algarve, Portugal. Cuando se confirmó la noticia meses atrás, el mundo del karting, y de Rotax en particular, la recibió con alegría y orgullo. "Rubinho" después de dejar la F-1, competía en Stock Car Brasil además de en karting, la disciplina en la que comenzó su andadura en el mundo de la competición y en la que logró ser cinco años campeón de Brasil.
 
Su presencia en las Grand Finals servía además para poner un importante granito de arena en la promoción de la disciplina base del automovilismo, algo que ya hicieron en su día Ayrton Senna o Michael Schumacher.
 
Barrichello llegó a Portimao con la intención de disfrutar competiendo con un volante en las manos. Algo que no es sino la esencia del karting. El brasileño lo consiguió, pero no fue fácil, porque el karting de máximo nivel tampoco lo es. Marcó el 25º mejor tiempo en la crono de 72 participantes y un toque en su primera clasificatoria condicionó el desarrollo de la competición para el brasileño, pues tuvo que lograr el pase a las mangas definitivas en la repesca. En la prefinal partió 32 y concluyó 20. En la final siguió su remontada hasta llegar al "top ten" pasado el ecuador de carrera para, en la últimas vueltas, regalando algunos adelantamientos espectaculares, hacerse con la cuarta plaza final en lucha directa con el español Oriol Dalmau.
 
La imágenes de Barrichello nada más acabar la carrera y quitarse el casco hablan por si solas: lo dio todo y su esfuerzo obtuvo recompensa. El agotamiento físico, que reflejaba también el desgaste físico del pilotaje de un kart, era claramente superado por una euforia desbordante, alegría, entusiasmo y satisfacción.
 
Que una "carrera de karts" haga sentirse así a un piloto que ha disputado 322 GP de F-1, en las que logró 11 victorias y 2 subcampeonatos del mundo, dice mucho de él mismo, de la grandeza del karting como expresión  más "pura" del automovilismo y de las sensaciones que este deporte puede dar a quien lo practica con pasión.
 
En Portimao Rubens Barrichello fue un ejemplo para todos y cumplió el objetivo que se había marcado: disfrutó compitiendo. 
Al máximo, sin duda.

OKKART srl © COPYRIGHT 2016 | P.IVA 02629390598 | PRIVACY POLICY