KARTING

EMOCION y PASION

FacebookTwitterInstagramYoutubePocketMags

En verano, máxima atención al sistema de refrigeración.

En verano, máxima atención al sistema de refrigeración.
Garaje

Un kart, en su evolución en el tiempo, se ha convertido en un medio cada vez más complejo.


En lo que se refiere al motor, la llegada de la refrigeración por agua añadió nuevos elementos a lo que, más aún si cabe con las altísimas temperaturas que se registran este verano en nuestro país, hay que prestar una especial atención.
 
Quien se acerque al karting por primera vez y piense en el sistema de refrigeración líquida, es posible que imagine un radiador con un par de tubos y poco más, pero se encontrará entre otras cosas también con una bomba de agua y un termostato bien estudiados para ese motor en concreto.
 
En los karts más evolucionados y modernos, vemos hasta 7 secciones de tubos distribuidos a lo largo de todo el sistema de refrigeración. Y por si esto no fuera poco, en situaciones de calor extrema, se hace necesaria la adopción de un radiador extra (aunque de menores dimensiones respecto al principal), para conseguir alcanzar la temperatura ideal del agua.
 
Esta se situaría en torno a los 50-52 grados en el caso de un TM 125, y aunque un margen de unos 10 grados son perfectamente tolerables, nos acercaríamos en caso del aumento de temperatura, aún sin excesivos riesgos de rotura, a una cierta pérdida de prestaciones. En el caso de bajar de los 40º, aumentaría el temido riesgo de gripaje.
 
Lo sofisticado del karting hace que sea posible la regulación de la temperatura del agua por medios tanto automáticos  como manuales. Al primer grupo pertenecen las válvulas termostáticas que se encargar de abrir el paso del agua en función de la temperatura. Al segundo las cortinas que se instalan en los radiadores en los meses más fríos y que permite neutralizar y regular la incidencia del aire en el radiador. Las más modernas, incorporan un sistema que permite además de la función anteriormente descrita, la opuesta, mediante un sistema de aletas que canaliza el aire de manera más eficaz hacia el radiador cuando la cortina está abierta en condiciones de elevado calor.
 
Debemos por tanto, prestar máxima atención a nuestro sistema de refrigeración. Además de comprobar el estado de las diferentes gomas, tubos y correas, obviamente nos aseguraremos de que el radiador está siempre con agua. El radiador deberá estar siempre limpio y libre de suciedad o restos de goma de la pista que incrustándose en su superficie, limitan considerablemente su capacidad de refrigeración.
 

OKKART srl © COPYRIGHT 2016 | P.IVA 02629390598 | PRIVACY POLICY